Skip to main content

Pintura

A través de esta actividad los niños descubren un mundo lleno de colores, formas, trazos e imaginación, que simbolizan sentimientos y experiencias.
La pintura estimula la creatividad, la sensibilidad y aumenta la capacidad de concentración y expresión. Además, les serena y tranquiliza.
Colabora en el desarrollo de su individualidad y autoestima, así como a organizar sus ideas y estimular la comunicación con los demás. Fomenta una personalidad creativa e inventiva.
Por otro lado, ejercita su motricidad fina a través del manejo de los utensilios propios de la actividad.

¡QUIERO SABER MÁS!